Bionegocios, innovación y propiedad intelectual – Sobre el Panel de Discusión de GENOBIOTEC’11

Fotografías: Evelyn Nallely Muñiz Guzmán, Diana Massiel Aceves Agüero, Lizeth Leal y Liliana de la Cruz Jiménez

 

Escobedo, N.L. – Como parte de GENOBIOTEC’11, se realizó un panel de discusión sobre el tema: “Bionegocios y Protección de la Propiedad Intelectual”. Entre los panelistas estuvieron: el Ing. Luis Cárdenas Franco (Dirección Innovación de la UANL), el Dr. Rafael Argüello Astorga (Director General de Instituto de Ciencia y Medicina Genómica de Torreón), el Lic. Gabriel Gorjón Gómez (Coordinador de la Oficina de Propiedad Intelectual del Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología), la Lic. Mayra Núñez (Jefa de la Oficina Norte Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, IMPI) y, como moderador, el MBA David Ruiz Trejo.

Para iniciar el panel, Ruiz Cárdenas preguntó al Ing. Cárdenas Franco sobre su percepción de la situación de la biotecnología en México y sobre las perspectivas para su fortalecimiento, a lo que el ingeniero respondió que la biotecnología se trata de un área nueva dentro del país, sobre la que existen pocas patentes tanto en Nuevo León como en toda la República. Cárdenas Franco señaló que el desarrollo de la industria biotecnológica depende en gran medida de inculcar la cultura de la propiedad intelectual y la cultura empresarial, una actividad que compete sobre todo a las universidades.

El Ing. Cárdenas Franco comentó que la industria regiomontana se basa en tecnologías tradicionales y recalcó la necesidad de cambiar la composición de la industria hacia las nuevas áreas de oportunidad, entre las que mencionó: la biotecnología y la nanobiotecnología, la informática, los materiales avanzados y la remediación ambiental.

Siguendo con el programa del panel, el moderador cedió la palabra al Lic. Gabriel Gorjón Gómez, preguntándole sobre la experiencia que hay en Nuevo León con respecto a las empresas biotecnológicas que buscan transferir sus desarrollos intelectuales a una empresa. En respuesta, Gorjón Gómez comentó el ejemplo de una empresa spin off de la UANL que lleva a cabo proyectos en combate del cáncer. Señaló además que las empresas biotecnológicas y la bioeconomía están creciendo en Nuevo León. Luego, el moderador le hizo una nueva pregunta: “si los estudiantes tuvieran una idea, ¿qué trayecto deben seguir para su empresa?, ¿cómo los apoyaría la Universidad?”. Gorjón Gómez respondió que la Universidad apoya a todos, sin embargo, este apoyo depende del potencial del proyecto para protegerse e industrializarse, señalando además a la novedad como requisito.

La siguiente pregunta fue referente a las dificultades que pueden presentarse para tramitar una patente y fue dirigida a la Lic. Mayra Núñez, quien respondió que en, en su opinión, en el caso particular de la biotecnología, no se trata de que haga falta una cultura de la propiedad intelectual, sino a que la biotecnología es una disciplina emergente, la cual requiere de investigación sólida que permita respaldar a las patentes. La licenciada Núñez destacó que de las aproximadamente 14,000 solicitudes de patente que han recibido en IMPI, solamente 400 eran de mexicanos, ante lo que ella recalca que esta diferencia no puede atribuirse a la falta de recursos, sino a la falta de la orientación y robustez en la investigación. Mencionó que hacen falta esfuerzos interinstitucionales para fortalecer la educación y el desarrollo dirigido hacia las problemáticas emergentes, así como estrategias para desarrollar el capital intelectual con el que cuentan las grandes universidades como la UANL.

El moderador entonces abrió una cuestión a la mesa: dado que en otras naciones, como Brasil, la intervención del estado ha sido determinante en el desarrollo de la industria biotecnológica, ¿será necesaria una intervención gubernamental en México, o el desarrollo provendrá únicamente de las universidades? A esto, la licenciada Núñez respondió que en efecto, hace falta política, comunicación entre las universidades, así como del apoyo de la iniciativa privada. Por su parte, el licenciado Gorjón Gómez recalcó que hacen falta partidas presupuestales para aquellos que hacen aportes biotecnológicos, así como reglamentos para que la biotecnología tenga el manejo que requiere.

Continuando con el programa del panel, Ruiz Trejo pidió al Dr. Argüello Astorga que compartiera su experiencia en su empresa y si acaso ha sido algún impedimento el aspecto de la propiedad intelectual. El Dr. Argüello entonces dio una breve semblanza anecdótica, en la que comentó que en un inicio, él no tuvo contemplado dedicarse a ser un empresario, pues tenía pensado ejercer como médico. El momento decisivo de su carrera lo tuvo durante un intercambio internacional, cuando exponía un proceso técnico y de pronto uno de los asistentes le preguntó, desconcertándolo, “¿y ya patentaste este proceso?”. El doctor Argüello Astorga contó cómo esa pregunta lo indujo a reflexionar a que la gran mayoría de las veces, la visión de un científico básico está fuertemente enfocada al descubrimiento y la generación del conocimiento, mientras pasa por alto que está utilizando técnicas que pueden ser patentables. Luego, con respecto a las distintas patentes en las que ha estado involucrado, comentó que algunos procesos requieren años y otros pueden ser más ágiles; sin embargo, señaló que la cantidad de patentes que un investigador pueda tener es muy distinta a la cantidad de patentes que resultan exitosas, pues el proceso de comercialización es un punto aparte, pero una vez que ha resultado fructífero, es posible incursionar incluso en el mercado de las patentes, es decir, la compra y venta de los derechos de propiedad intelectual. Esto último lo ejemplificó con una de las patentes en las que estuvo involucrado, la cual, luego de extensas negociaciones, logró ser vendida por una suma millonaria de dólares.

El Dr. Argüello Astorga también mencionó que el desarrollo de empresas en México puede verse restringido por los problemas organizativos del sector público, pues uno de los recursos más valiosos en el sector privado es el tiempo, y los procesos públicos generalmente son muy tardados. Comentó que debido a esta lentitud de los trámites públicos, hasta el momento su empresa no ha requerido del financiamiento gubernamental. Además, con respecto a las dificultades para el desarrollo de empresas biotecnológicas, también mencionó que los proyectos e innovaciones en las ciencias biológicas son esencialmente muy distintos a los de las ingenierías clásicas, y por lo tanto, es complicado encontrar inversionistas versados.

El Ing. Cárdenas Franco reiteró que los estímulos gubernamentales pueden no ser muy útiles, sino que lo que se requiere es el llamado capital semilla. Señaló, a su vez, que los inversionistas tienen una visión de mercado con la que los investigadores usualmente no están familiarizados, pues “el éxito de una innovación no es la belleza de la solución técnica, si no la comercialización”. Subrayó además que la Dirección de Innovación de la UANL está trabajando para preparar más a los estudiantes en temas de negocios y de formación de empresas.

Finalmente, el moderador pidió algunos comentarios finales a los panelistas. El Dr. Argüello entonces comentó que la biotecnología es una rama emergente con un área de oportunidad muy amplio y que estamos en el momento y el lugar oportuno, haciendo énfasis en el proceso de comercialización en las patentes, al respecto de lo cual dijo: “nadie va invertir para que uno esté feliz nada más: va invertir para que se comercialice un producto”.

Por su parte, la licenciada Núñez comentó que sería un gran incentivo para los investigadores si las patentes les dieran puntos en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), señalando que hace falta también la colaboración de más entidades del gobierno. Además, resaltó la necesidad de innovación desde los proyectos desarrollados en las universidades: “Hay que ser creativos y asertivos, ¿para qué engañar a los muchachos, para qué darles falsas esperanzas?, ¡no hay que inventar algo que no es útil en el mercado!, ¡no hay que hacer cosas que ya hayan sido hechas antes!”.

Un pensamiento en “Bionegocios, innovación y propiedad intelectual – Sobre el Panel de Discusión de GENOBIOTEC’11”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s