Bioseguridad – Parte I



Bioseguridad, biohackers y DIYbio
Ir a la parte II


En enero de este año, un grupo de investigadores dedicados al estudio de la influenza publicó un llamado en el que se invitaba a la comunidad académica a suspender por sesenta días las actividades relacionadas con el virus de la influenza. El principal motivo para este llamado es la controversia que despertaron dos grupos de investigación desde la segunda mitad del 2011, cuyos trabajos sobre la generación de mutantes del virus de influenza aviar capaces de ser transmitidos de una especie a otra habían sido presentados a Science y Nature en espera de su publicación.


Los resultados y detalles técnicos descritos en estas publicaciones no son un asunto trivial, pues los mecanismos por los que el virus de la influenza adquiere la capacidad para ser transmitido de una especie a otra son de especial interés epidemiológico -las epidemias de influenza más severas se han asociados a eventos de transmisión zoonótica- y no habían sido suficientemente esclarecidos hasta entonces. 

Un escenario en el que esta información sea utilizada con fines de bioterrorismo o en el que se presente el escape accidental de estas cepas experimentales del virus son causa de preocupación global. El Consejo Nacional de Asesoría Científica para Bioseguridad de Estados Unidos (NSABB) requirió a ambas revistas que solamente publicaran conclusiones generales, omitiendo cualquier detalle que permitiera la replicación de los experimentos, restringiendo los detalles a petición directa.


Biohackers y bioseguridad
Frente al panorama que pintan las inquietudes más cimentadas en materia de bioseguridad – por ejemplo, el bioterrorismo, las tecnologías de síntesis de DNA y los riesgos asociados a la experimentación con organismos patógenos- contrasta la relativamente reciente emergencia de los llamados “biohackers” o “biopunks”.

La posibilidad de experimentar con la tecnología fuera del ambiente formal y académico ha sido uno de los principales propulsores del desarrollo de las tecnologías para la computación y siguiendo más o menos este mismo espíritu, el movimiento Do-It-Yourself Biology (DIYbio), desde su nacimiento en el 2008, ha promovido la aplicación de estos principios -es decir, la generación de tecnología “hecha en casa”- para el desarrollo en las ciencias biológicas.

¿Pero cómo sostener un laboratorio de garage si el equipo y los reactivos para hacer biología molecular son particularmente costosos? 

En el Manifiesto Biopunk (un documento que expresa los ideales del movimiento DIYbio) puede leerse “…rechazamos la percepción popular de que la ciencia sea realizada en laboratorios millonarios de universidades, gobierno o corporaciones”. Como testimonio de estos ideales, se encuentra Cathal Garvey, un joven irlandés de 26 años, quien con una inversión de $4,000 equipó un cuarto vacío en la casa de su madre para convertirlo en un laboratorio de DIYbio. También está el caso del quizá primer laboratorio de DIYbio, BioCurious, fundado en el 2008 con un presupuesto de $35,000 que fue obtenido a través de kickstarter.com; actualmente, por 100 dólares al mes, BioCurious ofrece acceso a sus instalaciones.

Los entusiastas DIYbio cuentan además con el respaldo de una gran cantidad de tutoriales disponibles en línea sobre cómo llevar a cabo experimentos y sobre cómo construir equipo de laboratorio, desde termocicladores para PCR casera (al respecto destaca el proyecto OpenPCR) hasta centrífugas construídas con piezas fabricadas por impresión en 3D

Sin embargo, la cuestión de bioseguridad es un tema que no puede hacerse a un lado cuando se trata de experimentar con organismos vivos y reactivos químicos y, sobre todo, ante la ausencia de la regulación característica de los laboratorios institucionales. 

Aquí es importante hacer distinción entre dos términos: biosafety y biosecurity. El primer término puede traducirse mejor como “bioprotección” y en general, se refiere a las prácticas que deben seguirse dentro de un laboratorio para evitar accidentes; por otra parte, biosecurity tiene un alcance más amplio e involucra conceptos de seguridad epidemiológica. Es común que estos términos se manejen indistintamente y que sean traducidos simplemente como “bioseguridad”. 

Es imposible asegurar que cada laboratorio casero pueda cumplir con algún estandar de bioprotección, pero información al respecto puede encontrase en línea. OpenWetWare es una plataforma en línea para compartir gratuitamente información sobre ciencias biológicas y bioingeniería, especialmente protocolos, experiencias de laboratorio e información sobre reactivos. Dentro de esta plataforma puede encontrarse un rudimentario manual de bioprotección que todavía se encuentra en edición

A la vanguardia en materia de bioprotección se encuentra la organización dedicada a DIYbio GenSpace. Esta organización cuenta con un laboratorio con estándar de biosafety level 1 en Brooklyn, Nueva York y cuenta con su propio comité de seguridad con consejeros que son miembros de departamentos gubernamentales, el MIT, la Universidad de Harvard, la Universidad de Cornell, la Universidad de Tel Aviv y la Universidad de Alberta.

Las aportaciones que pudiera generar el movimiento DIYbio se enfrenta al escepticismo de la comunidad mainstream de científicos (es decir, los científicos pertencientes a un laboratorio de alguna universidad, del gobierno o de alguna coroporación), quienes conocen mejor que nadie los costos asociados a la investigación en materia de biología molecular, tanto en términos monetarios como en tiempo. El doctor Tom Knight, pionero de la biología sintética, hizo un comentario para un artículo de Forbes sobre DIYbio publicado en el 2011 sobre la ingenuidad con la que son abordados problemas complejos y señaló que no deben olvidarse que existen diferencias fundamentales al hackear una computadora y pretender hackear un sistema biológico.

Pero la respuesta a la pregunta, ¿es el movimiento DIYbio una amenaza en materia de bioseguridad? probablmente sea: “no”, aunque con algunos “pero” importantes. Como razones principal al “no” está el hecho de que el acceso a organismos altamente patógenos se encuentra restringido a laboratorios institucionales y representan un riesgo a los propios experimentadores caseros; y está también el hecho de que el acceso a reactivos químicos, incluyendo DNA sintético, es regulado desde el nivel de proveedores. 

Sin embargo, un “pero” para la modificación de organismos en general y especialmente aquellos de importancia ecológica, es que sin duda el contexto ideal para llevarlos a cabo son las iniciativas colectivas como GenSpace, BioCurious y LA BioHackers. Un último “pero” es que no debe asumirse que las intenciones de todos los sectores del público que tiene acceso a la información biológica son positivas; el precedente sentado por el gobierno de Estados Unidos sobre la publicación de información de relevancia en materia de bioseguridad global (el caso de la influenza) al restringir esta información y hacerla solamete disponible por solicitud, es un acierto sin duda. 

Para el desarrollo positivo del movimiento DIYbio, es necesario continuar con la cultura del networking extensivo, pues en el caso de que alguna futura regulación requiera que toda aquella persona que se decida por aventurarse a unirse al movimiento DIYbio tenga que hacer alguna notificación oficial, la mejor manera para evitar problemas es darse a conocer y hacer saber siempre qué es lo que uno se propone con su proyecto de DIYbio a través de las redes sociales, asociaciones y reuniones como las organizadas en la ciudad de Seattle o los DIYbio Meetups Groups.



Links interesantes sobre DIYbio:
Indiebiotech
Free lecture videos/Biohacking
Wetware protocols for DIYbio
LA Biohackers Projects
GenSpace
BioCurious

por MALS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s