Descubrimiento y desarrollo de fármacos

¿Quién no ha ido al médico y le han recetado pastillas, jarabes, cápsulas e incluso las temibles inyecciones? Seguramente todos hemos tomado algún fármaco en algún momento de nuestra vida. En esta ocasión vamos a tratar el tema del descubrimiento y desarrollo de fármacos. Primero vamos a conocer qué es un fármaco y daremos un breve recorrido histórico. Después, conoceremos las herramientas para su descubrimiento y desarrollo, y finalmente diremos un poco del proceso por el que tiene que pasar para que del laboratorio llegue a las farmacias. 

Un fármaco es diferente a una medicina

Una medicina es una mezcla de uno o más fármacos y de sustancias necesarias para conservarlos en buen estado hasta su fecha de caducidad. Un fármaco es una sustancia química de estructura conocida, diferente a las que están en la comida, y que produce un efecto en los seres vivos. Por ejemplo, los nutrientes están en los alimentos y de varios se conocen sus estructuras químicas, pero no son fármacos aunque produzcan el efecto de nutrir a los seres vivos.

¿Cómo se curaba la gente antes?

Desde que el ser humano formó comunidades en lugares fijos se interesó más por las plantas y los animales a su alrededor. Con la experiencia y el paso del tiempo, las personas fueron aprendiendo que el comer ciertas plantas o partes de animales curaban algunos de sus malestares. Nadie sabía por qué había enfermedades o por qué se curaban. Entonces, la salud y la enfermedad fueron adquiriendo un carácter místico, mágico.

En la Edad Media, esa época en la que se decía que lo que pasara era obra de algún ser divino, ya sea por castigo o prueba, las enfermedades no eran la excepción en el sistema de creencias. Se practicaban entonces exorcismos para tratar lo que hoy sabemos son enfermedades psiquiátricas, e incluso se recetaban oraciones, penitencias o rituales para tratar o prevenir otras enfermedades.

Durante el Renacimiento se recetaban purgas, sangrías, o baños en agua helada o agua hirviendo.

Sin embargo, siempre estuvo presente el conocimiento de la herbolaria, aunque a veces estaba mezclado con rarezas que parecerían sacadas de cuentos de brujas.

Por otra parte, en la época prehispánica, algunas culturas mesoamericanas tenían un gran conocimiento de las propiedades curativas de ciertas plantas. Parte de este saber sigue presente hasta nuestros días. Esto se puede consultar en archivos históricos o se transmite de generación en generación en ciertas comunidades indígenas. Otras veces, es el bien sabido “remedio de la abuelita”.

…Y todo cambió

Cuando se descubrió y se aceptó que las enfermedades eran causadas por desequilibrios en el cuerpo, ya sea por carencias o excesos de sustancias, o por microorganismos, se comenzó a buscar arduamente la forma de recuperar el equilibrio. De aquí parten varias líneas, dependiendo de qué se busque curar. Por ejemplo, en el caso de las infecciones, se busca desde el organismo u organismos que la provocan (bacterias, virus, animales incluso) hasta formas de matarlo.

Otra forma de atacar el problema es investigar cómo es el cuerpo en condiciones de salud, qué hace naturalmente para lidiar con los problemas y qué cambia en condiciones de enfermedad.

¿Qué se hace hoy en día?

Para tratar una enfermedad hay dos caminos principalmente. El primero es conocer el padecimiento y después buscar qué funcionará como cura. El segundo consiste en desarrollar curas y después saber por qué funcionan.

Si bien ambos caminos tienen sus ventajas y sus desventajas, ninguno de los dos es perfecto. Además, ambas perspectivas se complementan.

A veces se conocen las enfermedades estudiando los efectos que tienen los fármacos y con ese conocimiento se pueden desarrollar curas para ese u otros padecimientos. Otras veces se fabrican fármacos para tratar una dolencia pero funcionan mejor para curar otra o conviene usarlos para investigación. Es entonces que no se puede separar el proceso de descubrimiento del de desarrollo de fármacos.

¿Cómo se hace?

Existen distintas formas para obtener fármacos:

-Purificarlos de plantas, animales, hongos o bacterias que los producen naturalmente.

-Sintetizarlos en un laboratorio químico.

-Usar técnicas de ingeniería genética o biología sintética para que un organismo que antes no lo producía ahora lo haga.

Del laboratorio a la farmacia…

A veces se hacen modelos computacionales para predecir dónde se necesita la acción de un fármaco. Otras veces se hacen para saber qué le va a pasar dentro del cuerpo. Sin embargo, siempre son necesarias las llamadas Pruebas Clínicas, ya que con sus resultados se puede evaluar la eficacia y seguridad de un fármaco.

Primero se hacen pruebas en animales y después con personas. Si al final de los estudios se determina que es seguro, eficaz, y el beneficio de tomarlo es mayor que los efectos secundarios, se aprueba para su comercialización.

Patentes y genéricos

El proceso de descubrimiento y desarrollo de fármacos es bastante largo y costoso. Además, en el camino se encuentran más errores que aciertos. Es por eso que a las compañías que invirtieron tanto tiempo, dinero y esfuerzo tienen el derecho de ser las únicas que, durante cierto período de tiempo, hagan y vendan el fármaco que les fue aprobado. A veces pueden darles años extra de vigencia de la patente bajo condiciones especiales.

Sin embargo, esta exclusividad tiene un tiempo limitado. Así que, una vez que termina la vigencia de la patente, otros laboratorios pueden fabricarlo y venderlo, siempre y cuando pasen ciertas pruebas para estar seguros de que hacen el mismo fármaco, que funciona lo que venden y que es seguro.

Bibliografía:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s