Archivo de la categoría: Competencias

Boletín synbioMX – Abril 2017

Resumen de las novedades y temas de conversación en la comunidad synbioMX.

Comienza TECNOx 2.0

La competencia científica de Latinoamérica TECNOx 2.0 tendrá lugar en Guadalajara, Jalisco, desde el 17 al 21 de abril. Equipos procedentes de diferentes países latinoamericanos mostrarán sus proyectos científicos y competirán por premios en diferentes categorías, entre las que se incluyen salud, energía, impacto social y comunicación de la ciencia.  Sigue a la competencia TECNOx 2.0 en Facebook.

Gene Garage organiza panel de innovación en Jalisco

La comunidad de Gene Garage organiza un panel de innovación este 20 de abril a las 19:00. Contarán con la asistencia de líderes de organizaciones promotoras de la innovación jalicienses, así como de la Secretería de Innovación, Ciencia y Tecnología de Jalisco. La cita es en el bar Barbossa. No olvides registrarte. Sigue a Gene Garage en Facebook.

Curso de introducción a R en bioinformática en Monterrey

La facultad de ciencias biológicas de la UANL organiza un curso sabatino introductorio de R para bioinformática. El curso tendrá lugar en cuatro sesiones de cinco horas (6, 13, 20 y 27 de mayo de 12:00 a 17:00). Regístrate en la coordinación de educación continua de la facultad.

Arranca la competencia TECNOx

TECNOx (www.tecnox.org.ar) es una competencia de biología sintética, robótica y de tecnologías de la información, en la que se busca abordar problemas de relevancia social para Latinoamérica. La competencia es organizada por un equipo de docentes e investigadores, muchos de ellos de la Universidad de Buenos Aires, y está abierta a las universidades latinoamericanas. En esta primer edición participan nueve equipos de universidades de Argentina, Brasil, Colombia y México.

“La idea de la competencia competencia nace de la insatisfacción”, comenta el Dr. Ignacio Sánchez, que junto con el Dr. Alejandro Nadra son los coordinadores generales de la competencia. El Dr. Sánchez agrega: “por ejemplo, la insatisfacción de haber participado en iGEM y, [a pesar de] haber tenido una experiencia grata, habernos percatado que una competencia muy orientada a las necesidades y objetivos de otros países, de otros lugares. También TECNOx nace de la insatisfacción de estar trabajando para el estado, realizando investigación en la que quizá uno no hace cosas todo el tiempo tan relevantes o que le puedan importar directamente a alguien […] Y también hay otra insatisfacción que es la de ver a los estudiantes de grado con mucho talento, mucha iniciativa  y muchas ganas, y muy tapados por materias, exámenes; son gente con capacidad de realizar cosas y no tienen quizá la oportunidad de hacerlo. Queremos demostrar a la gente que no piensa así, que un estudiante de una carrera de ciencias ya tiene muchísima capacidad”.

Inyectando talento a la biotecnología en Latinoamérica

El Dr. Andrés Ochoa Cruz, también miembro del comité organizador de TECNOx, y Marie-Anne Van Sluys de la Universidad de Sao Paulo de Brasil afirmaban en su comentario Participation in iGEM Competition; Education toward Synthetic Biology Innovation que

“la mayoría de las  compañías biotecnológicas en la región de Sudamérica se enfocan en su sector de ventas, no en investigación y desarrollo, con excepción de compañías/organizaciones como Amyris, EMBRAPA, Braskem, CTC y el IAC”.

-Ochoa Cruz y Van Sluys, (2015), Participation in iGEM Competition; Education toward Synthetic Biology Innovation, J Biotechnol Biomater 5:170. doi: 10.4172/2155-952X.1000170.

Los autores no elaboran su argumento más allá y bien pueden existir otras excepciones, pero afirmar que las compañías de biotecnología “se enfocan en su sector de ventas” tiene una resonancia particular para quien ha tenido la experiencia de trabajar en un laboratorio  de biología molecular latinoamericano: ante la baja disponibilidad de productores locales con precios competitivos, se depende de intermediarios para solicitar de manera regular servicios en el extranjero e importar kits y reactivos de experimentos cotidianos.

La opinión de Ochoa Cruz y Van Sluys no es muy lejana a lo que Rafael Rangel Aldao describía en su carta al editor de Nature Biotechnology en el 2004:

“muchos países en vías de desarrollo de las Américas todavía están por obtener los beneficios de la biotecnología, no debido a problemas inherentes a la ciencia o tecnología, sino porque la mayoría de las naciones carecen un sistema para integrar a los diferentes participantes de la investigación, desarrollo y la cadena de manufactura”.

-Rangel Aldao, Rafael, (2004), Realities for Latin American and Caribbean biotech, Nature Biotechnology, 22, 20, doi:10.1038/nbt0104-20

La forma para mejorar el panorama de la biotecnología en Latinoamérica que Ochoa y Van Sluys proponen es acercarse a las nuevas generaciones de científicos y presentarles una manera diferente de entender su labor. Rangel Aldao, por su parte, sugiere que los científicos latinoamericanos tengan la capacidad de combinar su conocimiento con objetivos claros de negocios.

La propuesta de los organizadores de la competencia TECNOx va dirigida precisamente a las nuevas generaciones. “Queremos desarrollar  [en los estudiantes] la idea de que son gente muy capacitada. […] Yo originalmente soy Español pero ahora también me hice Argentino, y lo que me gustó de Argentina y una de las cosas que me incitaron a quedarme es que si bien hay, como en todas partes, gente que quiere pagar el alquiler y llegar a fin de mes y ya, también hay mucha gente que  mira a su alrededor y no le da todo lo mismo, y no todo es dinero, y entonces quiere realizar un aporte de otro tipo. TECNOx quiere decir que ese aporte es posible y quiere dar vías como para que esas ganas de hacer esas ideas y de aportar salgan a la luz, y también una oportunidad para complementar la formación académica tradicional […] Hay muchas aptitudes que se necesitan para llevar proyectos adelante que no tienen lugar en los estudios de grado de la mayoría de las universidades y le queríamos dar lugar también a eso: a aprender a trabajar en equipo, a aprender a trabajar de manera interdisciplinaria, y a aprender a trabajar orientado a objetivos y adentro del mundo real”, comenta el Dr. Ignacio Sánchez.

TECNOx: más allá de competir

La competencia TECNOx no estará enfocada exclusivamente a biología sintética, aunque en esta primera edición los proyectos de esta área predominen. El Dr. Ignacio Sánchez comenta: “TECNOx está empezando este año. Pensamos que sea una comunidad, no de biólogos sintéticos en particular, a pesar de que sea el lugar de donde partimos, sino que sea una comunidad de tecnólogos. Este año va a haber bastantes equipos de biología sintética, también va a haber dos equipos en un track que combina software y robótica. Y pensamos que en el futuro se vayan uniendo otras tecnologías disruptivas como impresión en 3D, como nanotecnología, o cualquier otra tecnología que pueda surgir, pero que tenga una curva de aprendizaje corta y que esté enfocada a hacer rápido y generar en poco tiempo un prototipo.”

Pero además de competir, los participantes tendrán la oportunidad de hacer una aportación de impacto social en su región. En palabras del Dr. Sánchez: “estamos orientando a los equipos a que examinen dónde pueden encontrar problemas relevantes. Por ejemplo, acá al menos en Argentina hay ministerios que se dedican a relevar problemas y a tratar relevar posibles soluciones, y a juntar a los que tienen problemas con los que tienen una posible solución; también hay ONGs que se dedican a esto, también los programas de extensión de las universidades, y también se generan quizá desde otro lado: desde quizá de las cámaras de empresas tecnológicas también se generar oportunidades. Nosotros invitamos a los equipos a que se familiaricen con todo esto y ellos mismos elijan”.

Pero el Dr. Ignacio Sánchez reconoce que estas habilidades de vinculación y de comunicación no son típicamente abordadas por los planes de estudios de las universidades; al respecto, comenta: “estamos organizando diversos talleres. Los talleres los estamos realizando en Buenos Aires, pero estamos tratando de grabarlos para que todo mundo los pueda ver. Además, van a ser presentados en el festejo final”. El festejo final al que se refiere tendrá lugar en abril del 2016, cuando los equipos compartirán sus experiencias y resultados en Buenos Aires, Argentina.

Finalmente, el Dr. Ignacio Sánchez agrega: “TECNOx empezó aquí con este equipo organizador, pero como la idea es construir una comunidad latinoamericana, es obvio que no nos sentimos propietarios de ninguna competencia de ninguna marca […] Si otros años se organiza desde México también me parece un gran éxito, el que fuera rotando entre distintos países y que fuera realmente un esfuerzo comunitario que no dependa de un pequeño grupo de personas”.

¿Veremos la siguiente edición de TECNOx en México? Esperemos que sí. Pero por lo pronto, ¡mucho éxito a los equipos participantes en esta primera edición!

Visita la página de TECNOx: www.tecnox.org.ar